10.7.08


La pequeña duquesa estaba hasta las narices de recibir cartas de amor, había tantas que no se veía ni el suelo de Palacio.
Entonces decidió escribirse una a ella misma, la carta que algun día esperaba recibir, la carta de amor más sincera de toda su vida..
La carta decía así:
-"No te quiero sólo pa follá"..
Murió sola, claro.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me recuerdas el chiste de las tres mentiras que dicen todos los hombres, "no he conocido a nadie como tú", "quisiera estar contigo siempre" y "sigue chupando que yo te aviso".
Elisa

killing zoe dijo...

la tercera parte siempre me ha desconcertado bastante la verdad
(mejor sino hablan y el cigarrito de después SÍ, pero en la escalera) jajaja